3

Runas Malphite

El Fragmento del Monolito • Platinum+
0,9 %
% Selección
51,5 %
% Victorias
14,6 %
% Bloqueo
21,5 mil
Partidas

Fuerte contra

58,9 %
442
58,9 %
763
57,1 %
219
56,1 %
1272
54,9 %
1441

Débil contra

39,8 %
307
40,0 %
298
44,2 %
867
44,9 %
245
45,3 %
235

Hechizos de invocador

52,7 %
9911 Partidas

Objetos iniciales

51,9 %
14.259 Partidas

Objetos escenciales

60,7 %
1982 Partidas

Objetos de juego tardío

61,5 %
67,2 %
62,5 %

Prioridad de habilidades

Q
E
W
53,0 %
5290 Partidas
1
4
5
7
9
 
3
14
15
17
18
 
2
8
10
12
13
 
6
11
16
 

lolvvv Runas Malphite

Runas Malphite

Brujería

0 %
100 %
0 %
0 %
100 %
0 %
100 %
0 %
0 %
100 %
0 %
0 %

Inspiración

0 %
12 %
0 %
0 %
0 %
96 %
24 %
0 %
68 %
Offense
96 %
Offense
100 %
Defense
0 %
Offense
0 %
Flex
0 %
Flex
96 %
Offense
4 %
Flex
0 %
Flex
4 %

opgg Runas Malphite

Mayor tasa de selección

33,8 %

Brujería

Inspiración

Offense
Offense
Defense
Offense
Flex
Flex
Offense
Flex
Flex

Mayor tasa de victoria

59,6 %

Brujería

Dominación

Offense
Offense
Defense
Offense
Flex
Flex
Offense
Flex
Flex

Tips para aliados

La armadura reduce de manera natural la velocidad a la que los ataques atraviesan Escudo de granito, así que Ataques brutales lo refuerza frente al daño físico.

A pesar de que la progresión de sus habilidades depende de armadura, algunas partidas requieren que Runas Malphite obtenga resistencia mágica. En esos casos, intenta conseguir Protección de la legión, Botas de mercurio y Ángel de la guarda.

Tips para enemigos

Si tu personaje causa mucho daño físico, quédate tras tus aliados al combatir a Runas Malphite. Golpe en el suelo puede reducir de forma significativa tu capacidad de daño.

Runas Malphite es uno de los tanques capaces de jugar en la jungla. Ten cuidado si elige Aplastar.

Como una criatura enorme de piedra viviente, a Runas Malphite le cuesta imponer el orden en un mundo caótico. Creado como sirviente de fragmentos de un obelisco sobrenatural conocido como el Monolito, usó su increíble fuerza elemental para mantener y proteger a su progenitor, pero acabó por fracasar en su labor. El único superviviente de la destrucción ahora padece a los blandengues de Runaterra y sus naturalezas fluidas, mientras se esfuerza en buscar un nuevo rol digno del último de los de su especie.