5

Runas Cassiopeia

El Abrazo de la Serpiente • Platinum+
2,1 %
% Selección
50 %
% Victorias
1,2 %
% Bloqueo
52,6 mil
Partidas

Fuerte contra

58,1 %
870
56,3 %
904
55,7 %
772
55,4 %
3091
53,9 %
1382

Débil contra

44,5 %
1137
45,0 %
1061
45,0 %
1291
45,0 %
662
45,6 %
970

Hechizos de invocador

50,3 %
23.652 Partidas

Objetos iniciales

2
49,9 %
37.855 Partidas

Objetos escenciales

55,7 %
4486 Partidas

Objetos de juego tardío

58,1 %
83,0 %
65,7 %

Prioridad de habilidades

E
Q
W
53,0 %
13.200 Partidas
2
8
10
12
13
 
4
14
15
17
18
 
1
3
5
7
9
 
6
11
16
 

lolvvv Runas Cassiopeia

Runas Cassiopeia

Precisión

0 %
0 %
0 %
100 %
0 %
0 %
100 %
1 %
99 %
0 %
21 %
7 %
72 %

Dominación

0 %
100 %
0 %
0 %
6 %
0 %
94 %
0 %
0 %
0 %
Offense
32 %
Offense
100 %
Defense
1 %
Offense
4 %
Flex
0 %
Flex
41 %
Offense
64 %
Flex
0 %
Flex
58 %

opgg Runas Cassiopeia

Mayor tasa de selección

16,9 %

Precisión

Dominación

Offense
Offense
Defense
Offense
Flex
Flex
Offense
Flex
Flex

Mayor tasa de victoria

55,2 %

Precisión

Dominación

Offense
Offense
Defense
Offense
Flex
Flex
Offense
Flex
Flex

Tips para aliados

Usa Colmillo doble contra los objetivos inmóviles envenenados, como los monstruos y las unidades aturdidas por Mirada petrificante, para causar todo el daño posible.

Observa los movimientos del enemigo cuando apuntes con Explosión perjudicial para garantizar el impacto.

Tips para enemigos

Runas Cassiopeia puede causarte mucho daño con Colmillo doble si te envenena.

Aléjate de Runas Cassiopeia cuando lance Mirada petrificante para que te ralentice en lugar de aturdirte.

Runas Cassiopeia es una criatura mortal empeñada en manipular a otros según su siniestra voluntad. La hija más joven y hermosa de la noble familia Du Couteau de Noxus, se aventuró en lo más profundo de las criptas debajo de Shurima en busca de poder ancestral. Allí, fue mordida por un temible guardián de la tumba, cuyo veneno la transformó en una depredadora con aspecto de víbora. Astuta y ágil, Runas Cassiopeia ahora se desliza bajo el velo de la noche, petrificando a sus enemigos con su mirada funesta.